Careta de protección facial como complemento del cubrebocas

Compartir

Careta de protección facial como complemento del cubrebocas

Desde el inicio de la contingencia sanitaria ocasionada por el nuevo coronavirus, el uso de cubrebocas se ha vuelto parte de nuestra vida cotidiana: lo usamos para salir de compras, en el transporte público, durante el trabajo, entre otras actividades diarias. Sin embargo, estas mascarillas no protegen todo el rostro y muchas personas las utilizan por debajo de la nariz, poniéndose en riesgo de que el virus entre por la vía nasal, por lo que es necesario utilizar protectores de plástico transparente como complemento.

Las caretas de protección facial son fáciles de usar, desinfectar y se pueden reutilizar, por ello se han incluido en los lineamientos de retorno al trabajo en la nueva normalidad, si bien el personal de salud lo ha utilizado durante las consultas médicas generales, durante las pruebas, en las áreas de tratamiento de enfermos de COVID-19, así como durante procedimientos quirúrgicos que pueden hacer que vuelen fragmentos de sangre y huesos.

Algunos productos que te pueden interesar


¿Qué tan efectivas son las caretas de protección facial?

Los protectores faciales de plástico han demostrado su efectividad en la reducción de la transmisión del nuevo coronavirus, en conjunto con el distanciamiento social, el lavado de manos, el uso de tapetes sanitizantes y cubrebocas, puesto que se ha demostrado que las pequeñas gotas del virus flotan en las corrientes de aire, ingresando al cuerpo humano por los ojos, nariz y boca.

De acuerdo con un estudio de simulación de tos realizado en 2014, una careta puede reducir la exposición viral de un usuario en un 96% cuando se usa a menos de 45 centímetros de alguien que tose.

Las caretas faciales pueden lavarse y desinfectarse, por lo que pueden utilizarse como parte del equipo de protección personal hasta que se rompan o agrieten; basta con pasarles una toalla humedecida con alcohol o jabón para que se encuentren libres de bacterias. Además, al evitar que las personas se toquen sus ojos, nariz o boca, incrementa su efectividad en la lucha contra el COVID-19.

Por otro lado, los protectores faciales pueden ayudar a que las personas con alguna discapacidad auditiva, que dependen de la lectura de labios, puedan seguir comunicándose sin la limitación del cubrebocas. Sin embargo, para mayor protección, se recomienda utilizarlos en conjunto, especialmente ante el contacto con clientes, compañeros de trabajo y en lugares públicos.

En MPZ Contenedores contamos con caretas de protección facial de la más alta calidad, con las que podrás brindar cobertura facial completa a tus colaboradores y seres queridos, sin restarles comodidad ni protección. Visita nuestro catálogo online y descubre los modelos que tenemos para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


You've just added this product to the cart:

Equipo de MPZ:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794

Los Cabos
Gabriel Arias
664 440 6396
Fuera de Horario
442 104 9013